El control de los comerciales a menudo suele ser una asignatura pendiente para las empresas. Aspectos tan elementales como saber dónde está un comercial o cuántas visitas ha realizado a final de día pueden ser pueden ser difíciles de conseguir si nuestro comercial omite información, miente,o, simplemente, no tiene tiempo para rellenar fichas de actividad.