¿Cómo optimizar la capacidad de carga de tus mercancías?

Publicado por Movertis el noviembre 14, 2019
Twitter Linkedin

Para las empresas de transporte cada vez es más importante aumentar la rentabilidad de todos sus pedidos, independientemente del tipo de vehículo y mercancía.

Las empresas suelen estar en constante búsqueda de nuevas metodologías que les permitan aumentar su productividad y ahorrar costes. La mayoría de ellas, se centran en controlar las paradas que realiza cada conductor, las rutas para llegar al destino, la velocidad que mantiene y otros muchos datos que las plataformas de gestión de flotas proporcionan.

Lo que pocas tienen en cuenta, es que la distribución del peso de la mercancía es crucial para ahorrar grandes costes, optimizar sus rutas y prevenir futuros problemas.

Por este motivo, resulta indispensable controlar las mercancías de tus vehículos y adoptar medidas para optimizar su distribución. Hacerlo, te proporcionará grandes ventajas, entre ellas:

  • Minimizar tiempos
  • Ahorrar costes en tus rutas
  • Mejorar la movilidad
  • Reducir el consumo de combustible
  • Incrementar la seguridad
  • Controlar más eficazmente el mantenimiento de tus vehículos

¿Quieres saber cómo? ¡Entonces no te pierdas este artículo!

 

Cómo optimizar la carga

Cuando hablamos de optimizar la carga, nos referimos a la cantidad de fuerza que se aplica sobre el suelo del vehículo, sus ejes o las ruedas.

Existen diferentes tipos de carga. Se utilizará una u otra en función de cómo sea el producto, cómo se proteja y que vehículo lleve la mercancía. 

En términos generales, el peso debe estar distribuido entre los ejes del vehículo. La cantidad de carga por eje está limitada por su capacidad y por los límites legales de peso. Aún así, distribuirla de manera óptima, facilita la movilidad del vehículo, ya que necesitará menos potencia para moverse, lo que ayudará a bajar sus niveles de consumo de combustible

Veamos a continuación algunos consejos para mejorar la optimización de la distribución de la carga de mercancías de tu flota:

Distribución de los objetos pesados

Generalmente, cuando vayas a distribuir la mercancía en tus vehículos, debes colocar los productos más pesados lo primeros, a modo de base.

Además de ello, es muy importante que fundamentalmente se coloque entre los ejes, para facilitar la distribución del peso. Nunca debe colocarse en la parte posterior ni a un lado del vehículo. Hacerlo, repercute en la seguridad y aumenta considerablemente los niveles de consumo en cada trayecto. 

Colocación uniforme

Otro de los puntos básicos para mejorar la distribución de tus cargas es hacerlo de manera uniforme sobre la superficie de la base. No hay que dejar grandes huecos ni tampoco dejar mayores pesos en una parte del vehículo. 

Un peso equitativo y una superficie sin grandes huecos, bajará el centro de gravedad del camión y mejorará su movilidad

Sujeción de la carga 

Además de los peligros obvios de no utilizar unas sujeciones adecuadas, tanto como para la integridad de la mercancía como para la del conductor, también repercute en el consumo de los vehículos. 

Sujetar la carga con las medidas oportunas y asegurarse de que dichas medidas estén bien conservadas, minimiza la resistencia de las cargas y evita que la distribución uniforme que hemos comentado en el anterior apartado, pierda efectividad.

Conducción del conductor

Una conducción poco eficiente incrementa la posibilidad de que las mercancías se muevan o sufran algún desperfecto. Además del riesgo en la seguridad que supone, el desgaste excesivo de neumáticos y el aumento del consumo. 

Conducir con giros más bruscos, con revoluciones más altas de las habituales o sobrepasando los límites de velocidad, son algunos de los factores que más influyen para mantener tus mercancías en buen estado.

Por eso es importante identificar todos estos valores y analizarlos, para poder tomar medidas que nos ayuden a optimizar nuestra flota. Una buena manera de hacerlo, es mediante un sistema de gestión de flotas

Revisión del estado de carga

Es muy recomendable revisar el estado de la carga de tus vehículos antes de iniciar tus rutas, durante el trayecto y al finalizar la ruta. Hacerlo te ayudará a detectar posibles incidencias, anticiparte a futuros problemas y mejorar la capacidad de reacción ante cualquier adversidad.

También es recomendable que aproveches para revisar los estados de sujeción, la colocación de la mercancía y el estado de algunos componentes del vehículo que puedan evaluarse más rápidamente, cómo por ejemplo el desgaste de los neumáticos.

Conocer el estado en que se encuentra tu carga y tu vehículo, te ayudará a ahorrar grandes costes de mantenimiento futuros y optimizar los consumos asociados a cada ruta. 

 

Y tu, ¿Que medidas tomas para mejorar la distribución de tus mercancías?

 

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro ebook gratuito, que te dará las claves para optimizar tu empresa de transporte. 

Optimiza tu empresa de transporte

GUÍA GRATUITA

  • Planificación de rutas
  • Formación de empleados
  • Uso de nuevas tecnologías
Optimiza tu empresa de transporte

Entradas relacionadas

Rapidez vs Costes en la gestión de tus flotas

La revolución de las carreteras eléctricas en el mundo del transporte

7 principales beneficios de las plataformas de gestión de flotas

New call-to-action
New call-to-action