Gestión de conductores, otra clave para el transporte eficaz

El conductor ya no es solo la persona que lleva una mercancía del punto A al punto B. Es mucho más que eso. Quienes desempeñan esta labor juegan un rol determinante en las cadenas logísticas y de suministro, y por eso muchas empresas incluyen la gestión de conductores dentro de sus prioridades.

 

¿Aún no has apostado por ello? En este post vamos a darte algunas razones de por qué deberías hacerlo cuanto antes si tu objetivo en este año 2022 sigue siendo brindar un servicio de transporte eficaz y oportuno a tus clientes.

 

 

¿Qué tan difícil es mejorar la gestión de conductores?

Sí, lo sabemos: la gestión de conductores no es una tarea sencilla. No se resuelve dando órdenes desde un despacho. Por el contrario, es algo que merece más atención, así como la aplicación de ciertas herramientas tecnológicas.

De entrada, debes saber que te enfrentas a varios retos que van desde lo logístico hasta lo formativo y lo laboral. Ten en cuenta que:

 

El principal inconveniente radica en que debes monitorizar y coordinar a una serie de personas que están por fuera de la empresa.

En los conductores recae gran parte de la responsabilidad de los plazos de tus entregas, horarios y servicios.

No basta con incorporarlos a los procesos digitales y enseñarles a dominar las herramientas tecnológicas; hay que mejorar sus condiciones laborales.

 

 

4 consejos para la gestión de tu grupo de conductores

 

Vamos a decirlo blanco sobre negro: la idea es que tus conductores hagan una labor tan eficaz que tus entregas no pierdan valor. Por ello, sería bueno que echaras un vistazo a estas acciones que describimos a continuación:

 

1. Registro de firma

No solo es importante cuando quieras asegurarte de que tus conductores han acabado sus tareas. También para los casos en que quieras enviar información a tus clientes o, incluso, para realizar controles de calidad posteriores. Toda buena gestión empieza por un buen seguimiento.

 

2. Información en tiempo real

Los datos que te proporcionen tus conductores tienen que ser en tiempo real; de lo contrario, servirán de muy poco. Deben servirte para intervenir cuando sea necesario. Rutas, inconvenientes, retrasos, fallos: debes estar al tanto de todo ello si quieres que tus servicios no peligren.

 

3. Comunicación fluida y constante

Para que entre tus conductores y tú haya una buena comunicación, el primer paso es formarlos en el uso de las herramientas digitales que hayas elegido para tu gestión de flotas. Un conductor formado es un conductor que aporta valor a la empresa, que sabe reaccionar ante imprevistos y que reduce el riesgo de que tus mercancías no lleguen a su destino.

 

4. Optimiza el estilo de conducción

Es importante saber cómo conducen tus empleados: qué rutas eligen, cuánto tardan en cada tarea, cuántas paradas hacen, qué tanto combustible gastan en sus trayectos. Pero no solo eso. También es necesario formarlos en valores de la compañía como la puntualidad, el buen servicio, la eficiencia y la productividad. Si logras unir estos dos aspectos, habrás ganado mucho en tu tarea de mejorar la gestión de tu grupo de conductores.

 

Conclusión

Para finalizar, ten en cuenta un último apunte sobre la gestión de conductores: aunque no hagan presencia habitual en las sedes de tu empresa, vayan adonde vayan son la cara visible de la misma. ¡Una razón más para convertirlos en piezas de valor!

 

Compartir:

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Nuestras Redes

Al día de todo

Conoce todas las novedades del transporte

Suscríbete a la Newsletter

Para ti

Artículos relacionados