gestión de flotas sostenible

Próximas tendencias para una gestión de flotas sostenible

Un buen número de analistas del transporte coincide en que a partir de 2022 el sector  experimentará un punto de giro. Las soluciones ya no se centrarán exclusivamente en mejorar los plazos para ofrecer trayectos más rápidos y eficaces.

Entonces, ¿en qué se centrarán? Todo parece indicar que el reto de las empresas del sector apuntará a lograr que esos mismos trayectos sean más eficientes, inteligentes y, sobre todo, que se unan definitivamente a la tendencia de un transporte más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Esto no es un asunto menor si tenemos en cuenta que, según datos del ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), el 27% de las emisiones nocivas provienen de la actividad diaria de millones de vehículos y flotas.

 

Gestión de flotas sostenible: tendencias a corto plazo.

 

Según un reciente estudio de la consultora sueca Berg Insight, en los próximos años más de 15.6 millones de vehículos de transporte en Europa estarán conectados a algún tipo de dispositivo telemático con el fin de mejorar sus trayectos y reducir sus gastos.

 

Pero la irrupción de la digitalización no solo tiene que ver con la logística y las tareas operativas. También es una gran oportunidad para que las soluciones sostenibles ganen terreno y se consoliden en el futuro cercano.

 

Digitalización y sostenibilidad: en la relación de estos dos términos está la clave. ¿De qué soluciones estamos hablando? Las próximas tendencias por un transporte más respetuoso con el medio ambiente tienen que ver con:

 

1) Más digitalización:

 

Ya no hay espacio para las excusas: la digitalización es el camino a seguir. Las innovaciones continuarán en temas como el rendimiento de cada vehículo, la gestión del estilo de conducción, el buen uso de los combustibles, el diseño de rutas, entre otros aspectos acordes con las flotas sostenibles.

 

2) Inteligencia Artificial y seguridad:

 

La sostenibilidad también tiene que ver con los entornos seguros y con menor impacto en el medio ambiente. Por ello, una tendencia al alza es la del uso de la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático para reducir la siniestralidad en las carreteras y reducir las malas prácticas al volante.

 

3) Motores híbridos y eléctricos:

 

Las empresas del transporte tendrán en los próximos años más variantes en el momento de elegir los vehículos de su flota. Los híbridos han ganado relevancia recientemente y es probable que se sigan expandiendo, como por ejemplo los que utilizan metano; los eléctricos aún tienen mucho camino por recorrer, pero es una apuesta que seguramente acabará por convertirse en tendencia, así como la creación de redes de carreteras electrificadas.

 

4) La última milla, más eficiencia:

 

La estrategia de entrega conocida como la última milla también se consolidará como una solución sostenible. Y es que el reparto pormenorizado y de pequeños volúmenes está contribuyendo a disminuir las emisiones contaminantes y a una mejor gestión de las rutas de transporte.

Antes de terminar este post, queremos que te quedes con un dato que habla por sí solo del alcance de las tendencias sostenibles para gestión de flotas: cerca del 73% de los gestores de flota considera que el uso de vehículos eléctricos en el plano profesional será aún mayor en 2030. Como ves, ¡el futuro ya está aquí!

 

 

 Acceso a la plataforma
 Formación con consultores
 Soporte técnico 24/7

Compartir:

LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Email

Nuestras Redes

Al día de todo

Conoce todas las novedades del transporte

Suscríbete a la Newsletter

Para ti

Artículos relacionados