¿Cuándo debe tu remolque pasar la ITV?

Publicado Por Noemí de Movertis el octubre 01, 2018

Todos los vehículos matriculados en nuestro país deben someterse a una inspección técnica. Es lo que todos conocemos popularmente como ITV. Es una cuestión de seguridad vial. A través de esta inspección se garantiza que el vehículo está en condiciones para seguir circulando sin que suponga un riesgo.

Motocicletas, coches, furgonetas, camiones, incluso los vehículos agrícolas están obligados a pasar esta revisión. Pero, ¿sabías que algunos remolques también deben someterse a ella?

Qué remolques deben pasar la ITV

Cuando hablamos de remolques, seguro que se te viene a la mente la típica plataforma que se engancha al coche para poder transportar una carga mayor. ¿Es así?

Pues no estás equivocado, es cierto que esa plataforma es un remolque, pero no es el único tipo que existe.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de remolques. Una forma de clasificarlos es según la masa máxima que pueden transportar. Así podemos diferenciar entre:

  • Remolques ligeros, aquellos cuya MMA no exceda de 750 kg. Son los típicos remolques que llevan enganchados los coches.

  • Remolques pesados, cuya MMA oscila entre los 750 y los 3500 kg. Este tipo de remolques se utilizan para el transporte de mercancías. Se trata de vehículos sin motor que son remolcados por cabezas tractoras.

Los primeros no son considerados vehículos, por lo tanto no están obligados a pasar la ITV. Sin embargo, los remolques pesados sí son considerados vehículos. Es más, tienen matrícula propia, en color rojo con los caracteres en negro, por lo que deben pasar la inspección como el resto de vehículos.

Cuándo debe pasar tu remolque la ITV

Ahora la cuestión es, ¿cada cuánto tiempo deben pasar la ITV los remolques?

La normativa señala claramente cuándo estos vehículos deben someterse a este tipo de pruebas. Anótalo bien para que no se te olvide:

  • Los remolques no deben pasar la ITV hasta cumplir el segundo año tras matricularse.

  • Desde los 2 a los 6 años de antigüedad, la revisión será bianual, es decir, cada dos años.

  • Desde los 6 años y hasta cumplir los 10 años, la revisión será anual.

  • A partir de los 10 años, los remolques están obligados a pasar la ITV cada 6 meses.

Recuerda que la ITV de tu remolque no tiene por qué coincidir con la ITV de tu tractocamión o camión rígido, según el caso. Por eso, es importante que anotes en tu agenda la fecha exacta. No te olvides que si circular sin la ITV al día está sancionado. Además, las autoridades pueden inmovilizar tu vehículo, lo que supone un mayor gasto y un agravio para tu negocio.

Con el fin de evitar este tipo de olvidos y gestionar mejor tu flota de camiones, puedes utilizar plataformas de gestión de flotas, que disponen, entre otras funciones,  de herramientas de alertas que te avisan de cuándo debes realizar las revisiones de cada uno de tus vehículos.

Qué debes tener en cuenta para superar la ITV de tu remolque

La inspección que se le realiza a los remolques en los centros ITV es muy similar a la del resto de vehículos. Se trata de una revisión detallada en la que se observa y comprueba, entre otras cosas, los siguientes aspectos:

  • Que la matrícula del remolque esté homologada, sea legible y esté colocada de manera correcta y en la posición adecuada.

  • Que el estado de la estructura y del chasis esté bien, que no se encuentre dañada, oxidada o con desperfectos que puedan suponer un riesgo para la seguridad vial. En este sentido se tiene en cuenta si presenta aristas que puedan cortar o similar.

  • Que todas las luces y señales luminosas funcionen correctamente. Los remolques disponen de una serie de luces y señales luminosas que nos ofrecen una idea de las dimensiones que tiene. En la ITV se comprobará que todos estos dispositivos funcionen correctamente. Cada luz fundida es considerada como una falta leve, por lo que te recomendamos que antes de acudir a tu cita realices una revisión.

  • La correcta apertura y cierre de puertas. Sí, también se revisará que tu remolque se abra y cierre correctamente.

  • Que los neumáticos se encuentren en buen estado para circular, que el grosor del dibujo y la presión sean adecuados.

  • Los dispositivos de acoplamiento, que sean homologados y que funcionen correctamente. Por supuesto, es otro de los requisitos imprescindible para que la ITV sea favorable.

  • Otro aspecto que examinarán en el centro es que el sistema de frenos del remolque funcione correctamente.

Igual que cuando vas a pasar la ITV de tu camión, debes llevar la documentación necesaria de tu remolque y los papeles de la ITV siempre que tu remolque haya pasado esta inspección con anterioridad.

Optimiza tu empresa de transporte en 10 pasos

Entradas relacionadas

Sensores inteligentes en el transporte: ¿qué son y cómo funcionan?

Localizador de vehículos por GPS: características y ventajas

Gestiona las órdenes de trabajo a través de un gestor de flotas

Solicitar Demo
New call-to-action