Cambios en la normativa de la ITV: cómo afecta a tus vehículos

Publicado Por Rafael de Movertis el julio 16, 2018

Con la entrada en vigor de la nueva normativa de la ITV, el uso de las nuevas tecnologías pretende poner cerco a la picaresca.

Trucos como borrar las averías de las centralitas electrónicas, realizar modificaciones en los sistemas de frenado o en elementos de seguridad como los cinturones quedarán en el pasado. A partir de la entrada en vigor de la nueva regulación, son varios los aspectos que se van a endurecer para que nuestro vehículo pueda obtener el aprobado.

Hagamos un repaso a los puntos más importantes para esta nueva etapa que ya se vive en todas y cada una de las estaciones ITV.

La nueva normativa de las ITV: evitar fraudes

Como hemos dicho, el uso de dispositivos electrónicos por parte de los operarios de las ITV es el aspecto más destacado de esta regulación. Este uso comienza por examinar los sistemas de control de emisiones de co2. La idea es evitar fraudes como los que se han presentado en anteriores ocasiones.

¿Recuerdas el archiconocido dieselgate que se destapó principalmente con el caso Volkswagen? Pues sí, sus autores operaban de la siguiente manera: mediante un uso fraudulento de software en las centralitas, se registraban emisiones inferiores a las reales para no hacer frente al pago de los impuestos correspondientes. También eludían las inversiones cuantiosas en los procesos de producción de motores nuevos.

¿Qué aspectos regula la nueva normativa de la ITV?

Las autoridades se han focalizado en dotar a los operarios de herramientas digitales para controlar que no se manipulen los dos puntos principales dentro de un motor. Estos puntos son: la válvula EGR, encargada de recircular parte de los gases que salen por el escape hacia la admisión, y los filtros antipartículas.

Hasta ahora era relativamente sencillo acudir a un taller de confianza y pedir que se borrasen estas posibles averías. Sin embargo, con los nuevos medios de que disponen las estaciones ITV se podrá comprobar si se ha hecho esta trampa. A partir de ahora, todos los vehículos estarán obligados a pasar esta prueba, excepto aquellos matriculados antes de 2006.

En cuanto a los elementos de seguridad como los frenos, los sistemas ABS, ESP o airbags, se controlarán gracias a una herramienta electrónica conectada al puerto OBD de cada coche. Esto permitirá determinar su correcto funcionamiento y si han sido o no manipulados para poder pasar la inspección. El borrado de algunas de las averías en estos sistemas de seguridad también será detectado.

Cambios en la ITV: otros aspectos a tener en cuenta

Además de los cambios descritos en los apartados anteriores, la nueva normativa de la ITV se focalizará de cara a las inspecciones de vehículos en:

  • “Zapatos” en perfecto estado:

La idea es que tengamos nuestros neumáticos en perfectas condiciones para el uso en las calzadas. Los operarios realizarán un control visual de las cubiertas para comprobar si se cumplen con los requisitos de homologación y de las dimensiones. También verificarán que los índices de capacidad de carga y de velocidad son los adecuados para las características del vehículo y su ficha técnica. Además, ahora se comprobará con mayor rigor que los neumáticos de un mismo eje sean idénticos tanto en marca como en modelo, medida, índice de velocidad y carga y hasta dibujo.

  • El calendario ya no se puede modificar:

Con el antiguo procedimiento de inspección, si adelantabas la fecha de tu ITV la siguiente revisión también se adelantaba. Sin embargo, con la nueva normativa adelantar la fecha no te valdrá de nada: la próxima inspección será la misma que tenías anteriormente. Sólo habrá una excepción: los coches de alquiler, que están obligados a pasar la revisión de 2 a 4 años.

  • Nuevas normas en los vehículos importados y clásicos:

Los vehículos importados tendrán que ser sometidos a revisión oficial en los plazos y condiciones que exija la legislación de su país de origen. Ahora no podremos esgrimir que no es necesaria según la normativa española. En cuanto a los coches clásicos, hasta ahora se les consideraba así una vez cumplidos los 20 años desde su matriculación, incrementándose este plazo a los 30 años.

  • Mayores tiempos de espera y precios:

Aunque no hay nada confirmado, lo más probable es que los tiempos de espera y los precios de las revisiones aumenten. Esto se debe al hecho de que los controles serán más exhaustivos y que los operarios emplearán más tiempo. Además, es casi seguro que el número de vehículos que se examinarán será inferior. Por otra parte, el uso de nuevos aparatos tecnológicos traerá una subida en el precio al que estábamos acostumbrados. El cambio legislativo no contribuye a  la unificación de tarifas que muchos usuarios reclaman. Tendremos que esperar a otra ocasión.

Si la ITV es desfavorable, ¿qué dice la nueva normativa?

Hasta el pasado 20 de mayo, cuando se consideraba desfavorable la revisión, nos informaban de los elementos que teníamos que reparar para poder cumplir con la ITV. Esto se realizaba en unos plazos específicos. Además, nos obligaban a volver a la misma estación a la que habíamos acudido la primera vez.

Pues bien, con la entrada en vigor de la nueva regulación, podemos cambiar e irnos a una estación ITV distinta. Eso sí, esto será posible una vez hayamos subsanado los defectos que nos impedían obtener una revisión favorable.

Como ves, pasar la ITV en nuestro país se ha endurecido notablemente. Este nuevo cambio hará que miles de coches tengan que ser retirados o ampliamente reparados. No olvidemos que España tiene uno de los parques automovilísticos más antiguos de toda Europa. ¡Estaremos atentos a la evolución de estos cambios!

Optimiza tu empresa de transporte en 10 pasos

Entradas relacionadas

Transporte intermodal: qué es y en qué se diferencia del multimodal

Qué es la ecomovilidad y cómo conseguir ser más verdes

La gestión y control de flotas en el transporte internacional de mercancías

New call-to-action