Eco-driving: consejos para una conducción sostenible

Publicado Por Rafael de Movertis el junio 04, 2018

La sostenibilidad del medioambiente no sólo depende de acciones como el reciclaje, la reutilización de materiales y las cadenas de comercio justo. Como profesionales de la conducción de mercancías y productos, también es posible contribuir para rebajar los niveles de contaminación y el ahorro de energía.

¿Has oído hablar del eco-driving? ¡Te lo contamos este post que hemos preparado!

¿Qué es el proyecto eco-driving y cómo funciona?

Eco-driving es un proyecto europeo que nació a principios de la década pasada y que ya cuenta con más de 15 años de actividad.

Inicialmente fue una idea compartida por cuatro países de la zona: Alemania, Holanda, Finlandia y Suiza. Sin embargo, con el paso del tiempo la Comisión Europea quiso que sus principios de cuidado medioambiental, ahorro de energía y buena conducción se extendieran a otros estados de la eurozona, incluido España.

De hecho, actualmente el proyecto Eco-driving es la principal referencia en el ámbito comunitario en lo que se refiere al transporte de mercancías y productos de manera sostenible. Se calcula que con el ahorro del 1% anual del total consumido, se ahorrarían 3 millones de litros de combustible en el espacio europeo y se evitaría la emisión de 900.000 toneladas de CO2.

En el caso de España, este ahorro se cifra en 1850 millones de euros cada año, una cifra que si se traduce en términos de carburante equivale a unos 7oo millones de litros de gasóleo. Los conductores, por su parte, tendrían una media de 160 euros de ahorro si aplican las prácticas sostenibles del programa Eco-driving.

Eco-driving: hábitos y prácticas de conducción sostenible

Eco-driving significa, literalmente, «conducción sostenible». Tras años de estudios, análisis y pruebas prácticas, las autoridades europeas han establecido un conjunto de hábitos y prácticas para la aplicación de este programa. Veamos algunas:

  • Evitar los acelerones y los frenazos en situaciones que no lo ameriten, por ejemplo cuando percibimos el cambio de luz en un semáforo. Por el contrario, se recomienda realizar un cambio de marcha progresivo para que el coche se detenga o avance por su propia inercia y adecuadamente. En los acelerones y los frenazos aumenta el consumo de combustible.
  • Mantener una distancia adecuada en relación con otros coches, de modo que la circulación sea segura y se mantenga una velocidad regular.
  • Levantar el pie del acelerador y aprovechar la inercia del coche a la hora de bajar pendientes. No se debe dejar el cambio de marchas en punto muerto: es peligroso y consume más combustible.
  • En el momento de subir pendientes, la recomendación es ir en la marcha más larga posible y pisar el acelerador sólo lo justo para mantener la velocidad. Los cambios de marcha deben realizarse a un régimen de revoluciones más alto que si estuviésemos en terreno llano.
  • En las curvas lo mejor no es frenar, como lo hacen muchos conductores, sino anticiparnos a la misma de modo que el vehículo pierda velocidad por sí mismo y vayamos corrigiendo el camino, si cabe, con el freno. De este modo, en el momento de abordar la curva tendremos la velocidad idónea.
  • Cuando estemos ante una situación de tráfico intenso, por ejemplo un atasco o una caravana, se sebe rodar en la marcha más larga posible para evitar acelerones o frenazos de los que hemos hablado previamente.
  • La única situación en la que la seguridad prima sobre el consumo de combustible es en los adelantamientos e incorporaciones a una vía transitada. En estos casos, el ahorro pasa a un segundo plano y la recomendación es sacar provecho de la potencia de cada vehículo.

Como último dato, queremos contarte que uno de los objetivos para los próximos años en torno al Eco-driving es que estas prácticas y hábitos se incorporen como requisitos para las personas que se quieran sacar el carné de conducción. Al mismo tiempo, se quieren aumentar las campañas de sensibilización.

Optimiza tu empresa de transporte en 10 pasos

Entradas relacionadas

Transporte intermodal: qué es y en qué se diferencia del multimodal

Qué es la ecomovilidad y cómo conseguir ser más verdes

La gestión y control de flotas en el transporte internacional de mercancías

New call-to-action