¿Controlas las pendientes durante la conducción?

Publicado Por Movertis el noviembre 13, 2017

La conducción forma parte del día a día para muchos de nosotros. En el caso de empresas con flota de vehículos propia es un hecho todavía más evidente. Por eso es necesario optimizar nuestra manera de conducir para que sea lo más eficiente y segura posible. Una de las situaciones que puede generar más incidencias se da cuando se suben o bajan pendientes muy pronunciadas.

¿Por qué debes prestar atención a las pendientes?

Por mucha experiencia que acredites al volante siempre existe la posibilidad de tener algún percance. La excesiva relajación, la falta de atención a la carretera, o cualquier pequeño problema mecánico pueden tener graves consecuencias.

Si se pierde el control del vehículo en una pendiente las consecuencias que se pueden sufrir son muy diversas. Desde pequeños “sustos” sin más hasta complicados accidentes. Es por ello que vale mucho la pena poner un plus de atención a la hora de tomar una pendiente.

señal_pendientes_opt

Bajando pendientes

Cuando bajas una pendiente es muy recomendable dejar de acelerar y permitir a tu vehículo descender gracias a la gravedad y la inercia. Si la pendiente es lo suficientemente pronunciada la velocidad será suficiente. En caso contrario puedes acelerar levemente hasta llegar a la velocidad que deseas. Si por lo contrario la pendiente está muy inclinada y la velocidad de descenso es excesiva habrá que frenar levemente, y siempre de forma progresiva.

Una de las prácticas más habituales a la hora de bajar pendientes es la de dejar el vehículo en punto muerto. Puede dar la sensación de que es cuando menos recursos se están consumiendo, sin embargo es una sensación falsa. Estarás consumiendo combustible y además emitirás gases contaminantes al medio ambiente.

Subiendo pendientes

El caso de una pendiente ascendiente es muy distinto. En este caso deberás hacer uso de la potencia de tu motor. No obstante, intenta usar la marcha más larga posible. Será la manera de minimizar el consumo de combustible y las emisiones atmosféricas. Siempre es preferible tener que hacer uso del acelerador a ir con una marcha

Solicitar información

Entradas relacionadas

Transporte intermodal: qué es y en qué se diferencia del multimodal

Qué es la ecomovilidad y cómo conseguir ser más verdes

La gestión y control de flotas en el transporte internacional de mercancías

New call-to-action