Cómo gestionar los costes de combustible telemáticamente

Cómo gestionar los costes de combustible telemáticamente

Cuando hablamos de gestión de flotas, uno de los elementos que más preocupa a las empresas son los costes del combustible. Un consumo inadecuado no solo genera unos costes operativos más elevados, sino que en los casos más graves puede llevar, incluso, a poner en riesgo la sostenibilidad de la propia flota.

 

Para que te hagas una idea: el combustible supone el 5% de los costes generales en las empresas pequeñas, mientras que en las que poseen flotas más grandes ese mismo valor roza el 30% o incluso más.

 

Dato: En empresas de transporte, el combustible representa el 36% de los costes totales, según cifras del Observatorio de Costes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

 

Por fortuna, hoy día contamos con numerosas alternativas tecnológicas para realizar un control más exhaustivo del consumo de combustible de nuestra flota. La digitalización sigue siendo una respuesta oportuna para esta y otras cuestiones.

 

Claves para la gestión telemática de los costes de combustible.

 

Pero ¿cómo hacerlo? ¿De qué forma podemos conseguir una mejor gestión de los costes del combustible telemáticamente? ¿Basta con implementar una aplicación o sistema software en tu empresa y ya, asunto solucionado?

 

Desde luego que no. La clave no radica tanto en implementar una solución de este tipo, sino sobre todo en cómo usarla. O mejor, en definir qué queremos que esa aplicación evalúe para obtener información de valor. A nosotros se nos ocurren algunos factores que te pueden ayudar a mejorar la gestión del combustible de tu flota:

 

Reducir los tiempos del motor al ralentí:

 

El software que elijas debe proporcionarte datos precisos sobre los tiempos en que los vehículos de tu flota permanecen encendidos aunque no se muevan. Se calcula que de media un motor gasta 1 litro de carburantes por cada 30 minutos que el coche se encuentra detenido.

 

Este dato puede parecer insignificante, pero si nos paramos a calcular cómo afecta, vemos que realmente es relevante.

 

El litro de combustible está ya casi a 1.8 (o incluso más), así que si tienes 20 vehículos, solo que estén en ralentí 30 min al día (que suele ser más), ya son 54€ en combustible extra al día. Y  unos 1080€/mes en total, por vehículo.

 

Cifras a tener muy en cuenta, ¿no crees? Por eso es importante contar con un partner que te ayude a ahorrarte estos costes.

 

Planificar las rutas:

 

Si tu plataforma de gestión de flotas te permite saber de antemano las distancias que vas a recorrer y las características de los trayectos, podrás llevar un cálculo más exhaustivo del combustible empleado. También podrás tener claro si una ruta es mejor que otra y cuándo los costes son menores.

 

Emplea localizadores GPS:

 

Hacer seguimiento a los vehículos es clave. Te permite saber los comportamientos de los conductores al volante y saber cuándo hay lugar a malas prácticas. Dichas prácticas van asociadas por lo general a un mal uso del combustible que repercute en las finanzas de las empresas.

 

Poner limitadores de velocidad:

 

El exceso de velocidad es otra causa del mal uso del combustible. Algo que puedes hacer en este sentido es que tu sistema de gestión incluya limitadores de velocidad durante los trayectos de tu flota. 

 

Asimismo, se recomienda que te envíe datos de  las frenadas bruscas o de los tramos de la ruta en los que no se respeten las distancias de seguridad reglamentarias. E incluso que  te alerte automáticamente cuando se sobrepasen estos límites.

 

Realiza mantenimientos periódicos a los vehículos:

 

Está más que comprobado que un vehículo en mal estado gasta más combustible que otro en condiciones óptimas. Por ello, tu software de gestión de flotas puede ayudarte a saber cuándo un coche debe entrar en reparación.

 

Controlar el abastecimiento de combustible:

 

Saber cuándo abastecerse es tan importante como el abastecimiento en sí mismo. Por ejemplo, si tu empresa cuenta con una flota elevada de vehículos, estos datos te ayudarán a tener depósitos propios de combustible que podrás adquirir en grandes cantidades y a precios más flexibles en el mercado, así como llevar un control del repostaje más claro y acorde con las necesidades.

 

Por último, no olvides que todas las acciones para gestionar telemáticamente los costes de tus combustibles deben traducirse a datos cuantificables y reflejarse en informes o reportes. Solo así se convertirán en información útil para facilitar la toma de decisiones. 



 

 Acceso a la plataforma
 Formación con consultores
 Soporte técnico 24/7

Compartir:

LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Email

Nuestras Redes

Al día de todo

Conoce todas las novedades del transporte

Suscríbete a la Newsletter

Para ti

Artículos relacionados