Megacamiones: todo sobre su utilidad y sus ventajas

Publicado Por Rafael de Movertis el agosto 09, 2018

Los megacamiones han llegado a España para quedarse. Se trata de vehículos de transporte de mercancías autorizados para circular por las vías y las carreteras con una combinación de 60 toneladas y unas dimensiones máximas de 25.25 metros.

Comparados con los camiones tradicionales, su capacidad es mayor en un 50%, pues el conjunto articulado de carga general de éstos es de 40 toneladas y 16.5 metros. Es decir, mayores opciones de almacenamiento y transporte.

Sin embargo, estas características suponen también el cumplimiento de una normativa específica y el cumplimiento de unos requisitos para garantizar la seguridad y la calidad de los productos, artículos o servicios. ¿Te apetece echarles un vistazo?

Megacamiones, ¿son realmente nuevos?

Si bien en España los megacamiones siguen siendo una novedad tras un par de años de circulación en nuestras carreteras, este tipo de vehículos ya suman varios períodos de servicio en países de la zona como Portugal, Holanda, Dinamarca, Suecia o Finlandia.

Además, en dos de las potencias europeas más importantes, Francia y Alemania, ya se están realizando pruebas para que en breve entren en circulación. Por el contrario, su uso está prohibido en Suiza, Austria y Reino Unido.

En Suecia se presenta una situación significativa. Los megacamiones pueden llevar una carga de hasta 64 toneladas (4 más que en España), lo que ha propiciado que la red de carreteras se deteriore en los puntos de mayor circulación de estos coches. Por ello, el Gobierno de ese país ha previsto que las empresas paguen un impuesto adicional para suplir dichos daños y mantener y mejorar las infraestructuras.

Otra situación peculiar se aprecia en Australia, donde los megacamiones pueden llevar trenes de carretera de hasta 53 metros de longitud, es decir, más del doble de lo que la legislación española permite.

¿Qué dice la normativa española sobre los megacamiones?

Los megacamiones han empezado a frecuentar nuestras carreteras desde que las autoridades de tráfico autorizaron su presencia en las mismas. Se prevé que para los próximos años su número siga aumentando considerablemente.

No obstante, es preciso aclarar que no son camiones habilitados para realizar cualquier tipo de recorridos. Deben cumplir con una serie de condiciones fijadas por las autoridades de tráfico españolas, entre ellas:

  • Contar con un permiso especial dela DGT para recorrer rutas concretas del territorio nacional y llevar una señalización propia que ayude a que los otros conductores puedan identificarlos.
  • Sólo pueden circular por carreteras de doble vía, autopistas o autovías, y en casos muy específicos en carreteras de doble sentido, sobre todo si la empresa transportadora no tiene un enlace directo con el punto final de destino y debe recurrir a este tipo de rutas de manera transitoria.
  • Deben contar con sistemas de ayuda a la conducción activados durante los trayectos, como por ejemplo detectores de ángulo muerto, sistemas para la advertencia de abandono de carriles, sistemas automáticos de frenado, sistemas electrónicos de control de estabilidad, entre otros.
  • La velocidad máxima de los megacamiones durante sus trayectos no será superior a los 90 kilómetros por hora, tal como ocurre con el resto de camiones.

Principales ventajas de usar los megacamiones

La Asociación de Fabricantes de Automóviles (ANFAC) calcula que los megacamiones ayudarán a ahorrar hasta 110 millones de euros en logística en el área de la automoción, lo cual se traduce en una reducción de costes de un 30%.

Sin embargo, no es el único beneficio que tienen las empresas que se están apuntando al uso de estos vehículos para el transporte de carga y mercancías. Repasemos otros:

  • Son vehículos especialmente idóneos para empresas que tengan rutas fijas entre terminales de carga adaptadas y sitios de destino y entrega.
  • Más capacidad de carga se traduce en menos vehículos circulando por las carreteras y vías, lo cual contribuye a reducir la contaminación atmosférica, la emisión de gases de efecto invernadero y el uso de combustibles procesados. El cálculo es de una reducción de un 20% por tonelada transportada.
  • No se requieren conocimientos especiales para conducir vehículos de este tipo, aunque sí que es verdad que los chóferes deben contar con habilidades específicas para el manejo eficaz de los conjuntos de seguridad y estabilidad que deben ser instalados para su control y monitorización.
  • Se trata de camiones más seguros y fáciles de controlar por parte de los gestores de rutas de flotas de las empresas. Y ello no sólo incide en las propias compañías, sino también la calidad del producto y en la satisfacción del cliente.

Si estás buscando una solución innovadora y más eficaz para tu empresa de transporte de mercancías, apúntate al uso de los megacamiones. ¡Las ventajas son numerosas!

Caso de éxito de empresa de transportes

Entradas relacionadas

El fin de los coches diésel: ¿Cuáles son las consecuencias?

¿Qué tipos de carga puedes encontrar en el transporte de mercancías?

¿Qué es el convenio TIR?

New call-to-action